linial'h
L'Hospitalet Facebook Líniaxarxa icono twitter icono rss
Comunicació21
Cultura21
linia 20 edicions de proximitat

OPINIÓ

Eva Jiménez, presidenta de Foment de la Informació Crítica de l’Hospitalet (FIC-LH) | Actualitzat el 16 abril 2018 a les 10:21

El 3 de mayo se celebra el Día mundial de la Libertad de Prensa, una efeméride promovida por la ONU para recordar la importancia de poder comunicar informaciones y opiniones, pero también de poder investigarlas y recibirlas. Así se recoge en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Esta Declaración, aprobada en 1948, puede interpretarse como el aprendizaje que adquirimos los seres humanos tras los “actos de barbarie ultrajantes” cometidos durante la Segunda Guerra Mundial. La Declaración también constituye la culminación de otras muchas proclamaciones promovidas en países con mayor tradición democrática como la Declaración de Derechos del buen pueblo de Virginia, Estados Unidos, en 1776; o la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano en Francia, en 1789. Tras siglos de sometimiento a poderes tribales, imperiales, feudales y absolutos, la ciudadanía despertaba y gritaba públicamente que necesitaba intercambiar informaciones y opiniones en la esfera pública para saber lo que realmente ocurre y poder tomar decisiones conscientes, libres y responsables. 

En el caso de la libertad de expresión, sorprende la lucidez de sus redactores, que incluyen no sólo el derecho a recibir informaciones y opiniones, sino también el de investigarlas y difundirlas. Estas tareas las han realizado tradicionalmente los periodistas, en parte porque en el momento en que se reconocieron eran las personas más formadas de la sociedad, en parte porque los medios de comunicación, la imprenta en concreto, sólo se hallaban al alcance de los más pudientes.

El mundo ha cambiado mucho desde entonces, y ya constituye un tópico citar a internet y el mundo digital en general como la nueva revolución industrial. Y en este mundo en transición y, por tanto, bastante desorientado a la hora de distinguir entre lo esencial y lo accesorio, lo que vale la pena conservar y lo que hay que renovar, esta efeméride nos recuerda lo realmente fundamental: las personas necesitamos expresar lo que pensamos, primero para aclararnos sobre nosotros mismos y, segundo, para poder interactuar con otras personas, ampliar nuestra visión de la realidad y, de este modo, desenvolvernos mejor en el mundo.

En estos momentos existen otras dos circunstancias que, a mi juicio, han generado problemáticas que todavía no hemos resuelto. La primera, la crisis económico-financiera que ha dejado por el camino más paro y más precariedad. Esto se traduce, entre otras muchas cosas, en ciudadanos más centrados en la supervivencia y, por tanto, con menos energía para participar en la esfera pública; y en periodistas más debilitados para cumplir su misión profesional de ofrecer informaciones veraces y opiniones fundamentadas.

El otro conflicto importante se refiere a las desavenencias entre los partidos con capacidad de gobernar en Catalunya y España. La incapacidad o falta de voluntad para dialogar sobre un modelo de estado donde todos y todas podamos convivir sin sentirnos ni más ni menos que el resto ha puesto en peligro la paz y el bienestar de todos. Desde el punto de vista de la libertad de expresión de los ciudadanos, los resultados son ambivalentes: por un lado, se han visibilizado algunas posiciones que antes permanecían ocultas, pero parece que hemos incurrido en dos extremos: o bien permanecemos en silencio para evitar un posicionamiento público, o bien nos manifestamos con ‘los nuestros’, sin ofrecer ninguna oportunidad al diálogo. Los periodistas y los medios de comunicación también nos movemos entre claroscuros: en general, hemos alzado la voz para denunciar intromisiones ilegítimas en el derecho a investigar y difundir libremente informaciones y opiniones, pero tampoco hemos sabido serenar(nos) ni ofrecer espacios de debate abiertos a todas las posiciones. Este comportamiento incide negativamente en nuestra credibilidad, ya de por sí debilitada, y explica las dificultades existentes para que los ciudadanos comprendan la importancia de que existan profesionales que pongan en práctica la libertad de expresión.

Todo ello me lleva a pensar que probablemente no estamos ni mejor ni peor que en otras épocas, sino que cada generación ha de aprender a utilizar y defender su libertad de manera creativa y constructiva. O aprendemos, u otros se aprovecharán de nuestras debilidades, como desgraciadamente ha sucedido en otros periodos históricos. La asociación Foment de la Informació Crítica de L’Hospitalet (ficlhospitalet.wordpress.com) ha nacido precisamente para esto: para recordar(nos) la importancia de poder investigar y difundir informaciones y opiniones que contribuyan a ser más conscientes, críticos y responsables de nuestras decisiones. Aprovecho la oportunidad que me brinda Línia LH, y que le honra, para invitar a todos los lectores y lectoras a la presentación de la exposición y el libro sobre L’Estaca, un semanario crítico nacido hace 40 años para ofrecer información libre en la ciudad. El acto tendrá lugar el 19 de abril a las 19 horas en el Museo de L’Hospitalet-Casa Espanya El reto continúa vivo, la esperanza también.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterImprimirShere with friends

Escriure un comentari

Códi de seguretat
Actualitzar

+ NOTÍCIES

La pujada dels lloguers expulsa els veïns dels barris

L’encariment del lloguer és un problema que s’escampa com una taca d’oli. Si fins ara [...]

Troben restes de l’època romana en un mur del Castell de Bellvís

Les primeres feines de recuperació i restauració del Castell de Bellvís ja han mostrat [...]

Educació, habitatge i ecologia reben menys diners que esports

El govern de Marín destina més pressupost a instal·lacions esportives que a educació, [...]

La comunitat evangèlica diu que el consistori els discrimina

La Plataforma d’Esglésies Evangèliques de la ciutat es va manifestar davant l’Ajuntament el [...]

Un mural per demanar el soterrament de les vies del tren

El pont del tren que passa per sobre l’avinguda del Carrilet sempre ha sigut una barrera [...]

Troben un tractament per posar fi a les infeccions als hospitals

La resistència dels bacteris als antibiòtics i les infeccions que s’agafen dins dels [...]

Lluita policial contra l’incivisme a l’avinguda Severo Ochoa

Un dels punts calents de l’incivisme a la ciutat és la zona de l’avinguda Severo Ochoa i el [...]

La Generalitat reprèn les obres de l’estació d’Ernest Lluch

La Conselleria de Territori i Sostenibilitat va anunciar, abans d’acabar l’any, que reprèn [...]

L’Hospitalet és la segona ciutat on puja més el preu dels pisos

L’Hospitalet és la segona ciutat de Catalunya on ha pujat més el preu de l’habitatge durant [...]

Llum verda a l’obertura de més hotels al sud de la Gran Via

El govern de Núria Marín va aprovar la modificació del Pla General Metropolità per facilitar [...]

Homenatge al compositor Antoni Ros Marbà al Barradas

La cobla La Principal de la Bisbal va omplir l’Auditori Barradas el passat 2 de desembre en [...]

L’Ajuntament vol fer el nou pavelló de Santa Eulàlia al Parc de l’Alhambra

La intenció de l’Ajuntament és construir el nou poliesportiu del barri al parc de l’Alhambra. [...]